¿Cuál es la importancia del deporte en los niños?

Hacer ejercicio es una de las actividades más satisfactorias que hay y además es muy bueno para el cuerpo. Conseguir que los más peques de la casa hagan deporte es una tarea complicada a veces, pero todos los papás y todas las mamás debemos saber que la importancia de que nuestros hijos hagan ejercicio físico regular es de suma importancia.

El deporte en los niños debe cultivarse desde la infancia. Respetando sus aptitudes y capacidades en todo momento para que puedan sentirse cómodos realizando la actividad física. Hoy vamos a daros las razones para que veáis cuál es la importancia del deporte en los niños.

La actividad física en el deporte ayuda a los niños a desarrollarse tanto física como mentalmente. La actividad física debería formar parte de su día a día, ya que los beneficios son múltiples: les ayuda en el desarrollo psicomotor y a relacionarse, les enseña a seguir unas reglas, a trabajar en equipo, a reconocer la importancia del esfuerzo personal y a ponerse metas.

Realizar una actividad ayuda a los niños a crecer sanos y fuertes

Como progenitores, es importante saber y tener en cuenta que los más pequeños seguramente necesitarán algo más de tiempo para que ellos mismos vayan desarrollando ciertas habilidades concretas. En la mayor parte de los aprendizajes que hacemos de niños, el método más utilizado es el de la observación. Los niños se fijarán en las personas significativas que tengan cerca, estos serán los espejos en los que mirarse. La figura de un entrenador será un modelo muy atractivo en el que fijarse y aprender. Las actuaciones del entrenador serán un referente para los niños.

Por eso, que un niño haga deporte es algo muy bueno tanto para su salud, como para su aprendizaje psicomotriz y emocional. Y es que a través del deporte, los niños pueden darse cuenta del valor y de todas las recompensas que dan el esfuerzo y el entrenamiento constante. Muchos son los valores que un deporte puede enseñarles a los peques, como solidaridad, motivación, compañerismo, afán de superación, aprender a perder…

Tanto física como mentalmente, el deporte en la infancia presenta grandes beneficios

Padres y madres son los principales y primeros referentes para los niños. A través de las actividades deportivas de los pequeños, la familia podrá reforzar su vínculo. Tanto entre ellos los niños, como los padres. Será otra forma de disfrutar de los hijos y de compartir tiempo con ellos, participar de sus aficiones y descubrir un poco más cada día del mundo de los pequeños.

Pero es que además de valores vitales, practicar deporte es muy bueno para la salud de los peques. Pese a que los niños suelen tener cubierta sus necesidades de movimiento diario para estar sanos, añadir un deporte, sea el que sea les beneficiará sobremanera.

En definitiva, el deporte en la infancia es una estupenda posibilidad de desarrollo emocional y físico. Combinado con una alimentación equilibrada y saludable, el ejercicio físico es el pilar de una buena salud. Natación, fútbol, tenis, judo, ciclismo… ¿qué deporte practican vuestros niños? ¿Notáis estos beneficios en ellos?