La importancia de la educación ambiental en los niños

La educación ambiental es un proceso con el que se pretende transmitir la enseñanza y los conocimientos necesarios para la conservación y protección del entorno natural. En este sentido, la importancia de la educación ambiental en los niños es clave. No en vano, ellos serán los que, a través de esta educación, puedan disfrutar de un mundo mejor, más sostenible y habitable.

La escuela debe ser el germen de la educación ambiental en los niños. Desde una edad bien temprana, han de aprender la necesidad de racionalizar bien los recursos. Además, hay que crearles conciencia de que ellos son parte activa y fundamental en el cuidado del medio ambiente.

¿Cuál es la importancia de la educación ambiental en infantil?

Desde hace unos años, la UNESCO ya viene reflejando la necesidad de incluir programas de educación ambiental en las escuelas. El objetivo de estos programas es concienciar y sensibilizar a los más pequeños de los problemas medioambientales que existen en la actualidad. Esto les hará ser partícipes en la lucha por el cuidado y la mejora del entorno natural.

La importancia de la educación ambiental en la edad infantil se asocia también con una mayor capacidad para aprender sobre el medio que les rodea. No todo es luchar frente a las consecuencias del cambio climático. También se consigue aprender más sobre ecología, energías renovables, los recursos naturales de los que disponemos, el uso del agua, etc.

Cuál es la importancia de la educación ambiental en infantil

Es imprescindible para el desarrollo sostenible

Es por esto por lo que la educación ambiental en niños es imprescindible para el desarrollo sostenible. Los niños de hoy son los hombres que, en un mañana, tendrán que enfrentarse al calentamiento global, el cambio climático o el estrés hídrico. Si desde un principio aprenden a convivir con esto, podrán disponer de las mejores soluciones para su prevención.

Los niños son esenciales para solucionar la problemática actual

Esto nos lleva a poder decir con rotundidad que los niños son esenciales para solucionar la problemática actual. Cualquier pequeño aporte de educación ambiental que hagamos en los más pequeños, será muy beneficioso para el futuro. Una vez que lleguen a la edad adulta tendrán ya una conciencia ecológica que les haga respetar y cuidar mucho más de su entorno. Por eso es importante enseñarles desde pequeños conceptos como el reciclaje.

Todo lo que los niños hagan y aprendan hoy les será beneficioso tanto para el presente como para el futuro. La educación ambiental infantil trata de que los más pequeños adquieran los hábitos de sostenibilidad como algo cotidiano en sus vidas. No es una tarea extra ni fuera de lo habitual, sino que debe formar parte de su día a día.

Por todo esto, hay que incidir en la enorme importancia que tiene la educación ambiental en los niños. Padres y profesores deben lograr que el respeto por el medio ambiente sea uno de los hábitos que adquieran los más pequeños. Una forma de educar para cuidar el planeta y crear conciencia de que muchos de los recursos de los que disponemos son limitados. Está en ellos el poder cuidarlos y conservarlos para disfrutar de un futuro mejor.